Artículos



MIS DOS TRABAJOS

Las mamás que trabajamos fuera de casa tenemos el doble de responsabilidades, ya que no podemos quedar mal en nuestro mundo laboral y mucho menos descuidar a nuestros hijos, amiga si es tu caso sabemos que nuestro mejor aliado es una rutina bien programada para que nada se nos salga de control, como despertar, hacer el desayuno, levantar a los niños, vestirlos, darles de desayunar, lavarles los dientes y llevarlos al colegio.

Después de todo esto en unas breves horas en la mañana corremos al trabajo, pero no solo eso, nosotras también tenemos que desayunar y arreglarnos para no llegar con fachas. Todo esto es normal para las madres modernas, por ello nos preguntamos ¿Cómo poner un equilibrio a esta vida tan acelerada?

  • Organízate, es fundamental para que tus planes no se salgan del todo de control, pero tampoco te obsesiones a veces las cosas no son como queremos, pero si tienes un método de organización podrás intervenir en lo poco que no esté en tus manos y no se hará un caos.
  • Libérate de la culpa, no te estés castigando con la típica frase “si yo no trabajara estaría más tiempo con él”, hoy en día somos muchas la mamás que trabajamos y tenemos que dejar a nuestros hijos en algún lugar de cuidado, a veces las abuelas son útiles, pero recuerda que ellas también tienen vida. No olvides que al trabajar lo haces para darle lo mejor y principalmente para darle un ejemplo de lucha constante.
  • Delega responsabilidades, los papis también deben de participar en casa, si tu esposo trabaja y entra más temprano que tú habrá alguna tarea que pueda realizar antes de irse o en la noche, como dejar los zapatos bien lustrados y el uniforme impecable. Platica con tu hijo, él debe de entender que cooperando las cosas saldrán mejor.
  • Mantente en contacto, gracias a la tecnología podemos estar más al pendiente de nuestra familia, realiza varias llamadas al día (una o dos) para que él se dé cuenta que estas al tanto de lo que le pasa, pregúntale como le fue en la escuela y busca mantener esa comunicación, llegando a casa mientras cenan busca que te cuente como fue su día y así podrás detectar si algo anda mal en el colegio.

No olvides que darle a tu hijo amor y platicar con él harán que al menos la tarea de mamá sea más sencilla, en el trabajo busca exponer tu situación para que te entiendan y así no tengas problemas ni remordimientos de tiempos.

Anterior Siguiente