Gali



¡HASTA SIEMPRE, DON RAÚL VELASCO!

Dejar todo para seguir tus sueños es el paso más difícil que cualquier persona pueda dar, alejarte de tu familia, tus amigos y enfrentarte al mundo aterra; para nuestra fortuna, en el camino uno va conociendo gente excepcional, personas que te acompañan, se unen a tus metas y que intencionalmente o no, dejan una huella importante en tu vida y para mí una de ellas siempre será el señor Raúl Velasco.

Fue ya hace algún tiempo cuando, completamente sola, pisé por primera vez un escenario, pero puedo recordarlo todo como si hubiera sido ayer. Puedo oír los latidos de mi corazón al cien y sentir de nueva cuenta las mariposas en el estómago; sin embargo en aquella ocasión el premio no fue sólo una corona, sino el mejor de todos los consejos.

“El valor no está en lo que uno tiene encima, sino lo que lleva dentro del corazón”, esa fue la primer lección de vida que recibí, y aunque el señor Velasco no lo supo sino hasta mucho tiempo después, en ese momento decidí hacer de esas palabras el eje principal de mi carrera y de toda mi existencia.

galilea-montijo-raul-velasco-2

Sé que, tanto para mí como para muchos otros de mis compañeros, Raúl Velasco no sólo fue parte esencial del sueño más maravilloso que me ha tocado vivir, también fue un gran maestro, un padrino de honor y el mejor de los ejemplos a seguir.

¿Cómo olvidar Siempre en domingo? el espacio más importante de la televisión mexicana, todo aquel que se presentaba en ese foro tenía el éxito asegurado; fue ahí donde nacieron las grandes figuras: Thalía, Luis Miguel, Ricardo Montaner, Ricky Martin, Paulina Rubio, Marco Antonio Solís o Gloria Trevi.

Hoy recordamos con mucho amor a un excelente conductor, pero sobre todo un gran ser humano, que por casi treinta años fue el dueño indiscutible de los domingos. Querido por su público, por sus colegas y por toda la gente que tuvimos el privilegio de compartir momentos maravillosos con él.

¡Hasta siempre, Raúl Velasco, viste brillar a cientos de estrellas y ahora nosotros vemos tu luz resplandecer eternamente!

Anterior Siguiente