Gali



¡FELIZ AÑO NUEVO!

Hacer un balance de lo bueno y lo malo resulta casi una obligación en estas fechas, horas de recuerdos para darnos cuenta que otro año más está apunto de escaparse y en esa especie de viaje interior aprendemos que el tiempo no vuelve.

¿Qué es lo menos que podemos pedir para esta nueva etapa que está a punto de comenzar?  Cumplir nuestros sueños, ser mejores, ser felices.

Pero desear únicamente la felicidad no basta, hay que hacer que suceda. Un año no es nuevo sólo porque cambie de número en el calendario, si te limitas a seguir con la rutina, a sumergirte en lo mismo una y otra vez. Lo que lo hará próspero es superar los retos de cada día, plantearte nuevas metas, vivir y apasionarse por la vida.

Por eso aprende y haz cosas que creías imposibles, disfruta a tu familia, a tu pareja, a tus hijos, a tus amigos… disfrútate a ti.

No te quedes únicamente con el deseo de un muy feliz año, lucha por él. Deja de hacer lo que no te gusta y dedícate a todo aquello que realmente te apasione. Sólo así los días venideros serán realmente dichosos.

Lánzate a conquistar nuevos retos, esas cosas que siempre quisiste hacer, pero que nunca pudiste porque -decías- no tenías tiempo. Haz un espacio en tu vida para ellas. Ten tiempo, y si no fabrícalo. Olvídate ya de las excusas, ser dichosa está sólo en tus manos.

Por todo ello, yo no te deseo únicamente la felicidad en este 2016, te deseo que la construyas, que realmente te propongas conocerla. Espero  que juntas logremos hacer de este año un escalón más de éxito, de plenitud, de vida. Trabajemos para  que sea un año realmente nuevo, para alcanzar nuestros sueños, para amar…  pero sobre todo para que sea un año próspero y muy feliz. 

¡Feliz año 2016!

Con amor, tu amiga Galilea Montijo.

Anterior Siguiente