Gali



¡ÁMATE TANTO COMO PUEDAS!

Cuando miramos a nuestro alrededor y vemos a todas esas personas que nos aman y sienten aprecio por nosotros, nos sentimos muy queridos, nos damos cuenta de que en la vida cosechas lo que siembras y si solo has sembrado amor, el fruto es sin duda satisfactorio.

Pero lo verdaderamente cierto es que el amor empieza por nosotras mismas, sí, comienza cuando nos amamos, nos aceptamos y estamos listas para poder compartir eso con los que te rodean. Pues como dicen por ahí, debes amarte a ti para poder amar a los demás y esto es tan cierto, porque cuando te amas, tu relación con otras personas es muy diferente.

A lo largo de la vida vamos creciendo tanto física, como emocionalmente, experimentamos nuevas emociones y sentimientos, los cuales influyen en nuestra personalidad y a su vez en el modo en el que vemos la vida, y también en el cómo nos sentimos con esos cambios y con nosotras mismas.

Desde chicas nos enseñan a querer a los demás y a recibir cariño, pero pocas veces se menciona lo importante que es pensar en nosotras, en querernos como somos y principalmente el aceptarnos. Pareciera ser una cosa que se da de la nada, pero no todos logramos llegar a esto, por ello pueden existir conflictos entre ser lo que no podemos ser o sentirnos mal por no vernos como quisiéramos.

En el momento menos esperado vemos cuánto hemos cambiado, nuestra apariencia es distinta, hemos crecido, nuestro carácter se ha modificado, nuestra personalidad se ha desarrollado y de alguna manera nos olvidamos de que al ser diferentes también nos podemos sentir inconformes con ciertas cosas y esto nos empieza a afectar.

Siéntate un instante a reflexionar acerca de cómo te sientes contigo misma, sobre cuánto tiempo dedicas para ti, pensar sobre qué tanto te aceptas, como eres en todos los aspectos y analiza qué cosas te hacen sentir bien o mal. Al hacer este ejercicio comenzarás a darte cuenta de qué tanto te has descuidado, no es nada fácil enfrentarnos a eso que nos aleja de estar bien con nuestro interior y exterior.

Les voy a compartir algunas fotitos mías, espero que les gusten, ¡Cómo ha pasado el tiempo!

¡Aquí tenía tan sólo 8 meses de edad!
       ¡Aquí tenía tan sólo 8 meses de edad!
« 1 of 13 »

 

Amarte implica varios aspectos, entre ellos destacan primordialmente estos:

  • Quererte: Piensa en cómo te ves y cómo te ven los demás, mírate en el espejo y reconócete, acepta quién eres y en lo que te has convertido, observa detenidamente tu imagen y piensa en lo que más te gusta, escucha tu interior y lo que te dice.
  • Respetarte: Debes darte tu lugar, valorarte y no ofenderte por cosas en las que puedas fallar, respeta tu persona, tu cuerpo, tus pensamientos y creencias; pero sobre todo, acepta tus defectos y tus virtudes, no olvides que debes mantenerte firme a tus ideales.
  • Cuidarte: Piensa en ti, no te olvides de tu persona, dedícate tiempo cada que puedas, atiende las señales que te manda tu cuerpo y atiéndete, consiéntete todos los días, busca darte esos  pequeños gustos y cuida tu salud.
  • Aceptarte: Después de conocerte debes aceptarte. Acepta quien eres, como te ves y tu cuerpo, no tienes porqué rechazarte y querer cambiarte, cambia lo que te moleste y mantén lo que te haga sentir bien.
  • Confiar en ti: No dudes nunca de tu potencial, de ti misma, confía en tu independencia y tu fuerza para cumplir todo lo que quieras lograr y confirma tu capacidad, no dudes de ti.

Cuando consigues entender y aplicar estos puntos te sientes diferente, estás bien contigo misma y plenamente feliz, eso puede cambiar todo a tu alrededor. Recuerda que lo más importante es que al identificar aquello que te causa conflicto, sea lo que sea, podrás empezar a trabajar en ello, ya sea para mejorar o aceptar. Con esto lograrás amarte en todos los sentidos. ¿Cómo te sientes contigo misma?

Anterior Siguiente